El coaching empresarial es una técnica bastante utilizada durante los últimos años en diversas organizaciones, en donde han obtenido excelentes resultados. En una encuesta llevada a cabo por la Federación Internacional de Coaching, el 96% de las compañías que han introducido esta metodología va a repetir su aplicación en un futuro.

De acuerdo a Laura Camacho, una especialista en coaching empresarial que ofrece sus servicios en Externalia outsourcing barcelona, este es un proceso reflexivo además de creativo, con diversos clientes que les inspira a maximizar su nivel profesional y personal, en este sentido, esta estrategia aporta muchas ventajas tanto para el coachee como para la misma organización.

Estas son las claves que necesitas para llevar a cabo un coaching empresarial de calidad:

  1. Claridad: Siempre debe existir una comunicación entre el coach y coachee debe ser concisa y clara, que toda la información intercambiada sea transmitida de forma correcta, de otra manera el profesional no va a poder avanzar en su desarrollo si comprende las indicaciones proporcionadas por el entrenador, además el coachee no va a poder ayudar si no comprende sus temores o expectativas.
  2. Feedback: El coaching empresarial se basa en un intercambio constante de información entre el profesional y el participante, por lo tanto debe realizarse un constante feedback entre ambos personajes.
  3. Empatía: Un excelente coach debe ser empático para conocer las circunstancias en las que se encuentra su alumno. Cada coachee debe presentar una situación particular, para lo que es imprescindible que el experto pueda reconocer las esperanzas, los miedos de cada individuo sin suposiciones o prejuicios.
  4. Confianza: Para que ambos sujetos puedan resolver todos las interrogantes, es crucial tener una estable interacción entre el coach y coachee, para ello debe existir confianza sólida, de modo que el trabajador pueda mostrar y sincerarse al explicar sus preocupaciones principales como profesional.
  5. Confidencialidad: Lograr lazos de respeto estables, depende de un acuerdo de confidencialidad, para que la información ofrecida por el coaching empresarial sea conocida solo por los involucrados en la sesión llevada a cabo.
  6. Tenacidad: La sesión de coaching empresarial no tiene una duración establecida, pues va a depender del ritmo que posee cada sujeto, este coach debe adaptarse a las circunstancias y capacidades de cada participante, permitiendo que evolucione la conversación a favor de ambas partes.
  7. Apoyo: El experto en coach empresarial debe siempre enfocarse en reforzar el autoestima del asistente y resolver todas las dudas que posean sus clientes a lo largo de todo el proceso, de esta manera el empleado puede seguir la consecución de sus objetivos y sacar lo mejor de sí mismos.