Dentro de un mundo de negocios tan complicado como en el que se vive en la actualidad, enfocarse en un negocio en solitario es una opción que se encuentra en la cabeza de muchas personas. Crear tu propio negocio no es una salida laboral común, funciona más bien como una estimulante aventura que es capaz de proporcionarte un sin fin de ventajas impensables, que solo se encuentran disponibles para quienes trabajan por cuenta propia, como autonomía, no estar sujetos a horarios establecidos, en fin… ser tu propio jefe o jefa.

Sin embargo, trabajar para uno mismo también tiene un lado negativo, como por ejemplo una mejor cobertura ante situación de enfermedad o necesidad de hacer una inversión de mayor o menor cuantía, al momento de comenzar un negocio, además de ello cuando se tiene un negocio propio se trabajan más horas y su periodo vacacional se reduce. Para estos casos es importante mantener tu motivación al máximo y así verás cosechar los frutos de tu gran esfuerzo, estos son los tips que debes conocer para mantenerte motivado:

  1. Desarrolla tu motivación interna: La motivación interna o intrínseca es la que nace en el interior de uno mismo, siendo la propia realización del trabajo el motor que nos impulsa a movernos día a día. Para lograr nuestros objetivos es fundamental contar con un gran capital económico, pero más allá de eso la motivación que tú mismo creas es la que debe dominar tus impulsos de seguir. “Amar lo que nos gusta hacer, la forma en la que hacemos y sentirnos satisfechos con nuestro trabajo es lo que nos mantiene de pie”- comentan los creadores de Star Holding Mataró, una empresa relativamente nueva que ha tenido gran éxito en el mercado.

    Las cualidades fundamentales de una conducta motivada intrínseca guarda relación con dos conceptos: competencia y autodeterminación, dos elementos que son los responsables de que nos guiemos por valores propios, sin que sea necesario estar constantemente influido por factores externos a nosotros mismos.  

  2. Planifica y organízate: Trabajar en solitario no es sinónimo de ausencia en estrategia y planificación, pues un negocio no puede funcionar sin unos objetivos definidos previamente a base de una estrategia exhaustiva y detallada. Es importante proponerte numerosas metas, para las que es necesaria la ejecución de numerosas tareas, estos objetivos deben seguir una planificación a corto, mediano y largo plazo. Dicho con otras palabras, es importante crear un plan con objetivos inmediatos, y paralelos a ellos unos planes semanales o mensuales para así dar un enfoque al trabajo, de esta manera pueden asegurar un futuro exitoso.
  3. Edúcate en todos lo que debas saber para un negocio próspero: Lograr ser autodidacta es bueno, pero dentro de un mundo tan competitivo para alcanzar las metas establecidas antes que nuestra competencia, debes aspirar a la excelencia en el trabajo. Para esto solo existe una manera y es aprender o formarse con instituciones de calidad, además de tomar en cuenta tus experiencias y la de terceros, lo mejor para es hacer pequeños cursos especializados, además de escuchar los consejos de profesionales de tu mismo rubro comercial.